Chatear chatear gratis

 

   
  La sexualidad es parte determinante del ser humano y sus relaciones con los demás. En la actualidad, la sexualidad se manifiesta de manera más abierta y protagoniza el escenario mediático, sobre todo en internet. 

La pornografía siempre ha sido interesante para el ojo humano, de hecho, las páginas de contenido sexual son las que más se mueven en la red y las que más dinero representan en internet; pero la posibilidad de experimentar, en persona, encuentros sexuales según las más íntimas fantasías, sin sucumbir en infidelidades o escarnios sociales, es toda una novedad que está siendo aprovechada por miles de cibernautas. 

El cibersexo es una modalidad de sexo virtual entre dos o más personas, regularmente anónimas, conectadas a una red informática que se envían mensajes explícitos que describen una experiencia sexual, para estimular los deseos y fantasías sexuales a través de la red. En el cibersexo la imaginación y la credulidad son las claves para un encuentro virtual exitoso. 

Contras 
De acuerdo con el estudio sobre las tendencias de los colombianos con respecto al internet, realizado por la Central de Medios de Leo Burnett a escala mundial (STARCOM), los colombianos están de acuerdo con que el internet tiene un papel muy importante en la vida de hoy y puede convertirse en un vicio o una adicción. 
Según los especialistas, el uso de internet es susceptible de crear una adicción en función de la relación que el sujeto establezca con éste, bien sea con el sexo virtual, relaciones cibernéticas, buscadores de información, comercio en línea o juegos de computación, entre otros. El uso obsesivo del internet puede convertirse en una modalidad de las adicciones psicológicas o conductuales. 

La principal crítica al aumento cibersexo y a las relaciones amistosas en línea es que se fundamenta en la necesidad de los seres humanos de satisfacer sus carencias a nivel personal y de pareja. 

Pros 
Según el Psicólogo Pablo Alfonso Sanabria Ferrand, el cibersexo “es una ‘oportunidad’ para las personas que tienen problemas de habilidades sociales porque pueden comunicar de manera más sencilla sus sentimientos y vivencias a un desconocido. Es por tanto también más fácil enamorar y enamorarse, establecer relaciones y ser aceptado a pesar de los prejuicios o defectos físicos, solamente a través de la palabra escrita como medio de expresión”. 

El cibersexo permite la posibilidad de llevar a cabo múltiples fantasías que suelen estar estigmatizadas socialmente; lo mismo ocurre para las personas que no muestran su inclinación sexual por el mismo sexo a la luz pública. Bajo un seudónimo no hay peligro de ser descubierto y es posible explorar con más libertad deseos personales. 
La posibilidad de tener encuentros íntimos con desconocidos sin peligro a contraer enfermedades de transmisión sexual es otra ventaja que cuentan los usuarios del cibersexo. 

Por otra parte, la red facilita el establecimiento de relaciones de manera rápida, sin los protocolos que exige la vida real, y con varias personas a la vez. En muchos casos ello no constituye un engaño a la pareja, sino una manera de entretención.